sábado, 25 de marzo de 2017

BIORELATIVIDAD PARA LA LIMPIEZA DE LA RADIACIÓN


Publicado por Magda Ferrer

BIORELATIVIDAD PARA LA LIMPIEZA DE LA RADIACIÓN 

DAVID K. MILLER, febrero del 2017

Propiedad Intelectual ©2017 David K. Miller
Todos los derechos reservados. Ninguna parte puede ser reproducida sin el permiso del autor/canal  

Traducido por David Arbizu



 Saludos, soy Juliano, somos los Arcturianos. Vamos a observar la tecnología de la Biorelatividad y cómo contribuye a la Sanación Planetaria. En particular, hoy queremos focalizarnos en la radiación de los océanos desde el accidente de Fukushima y también desde otros factores que, a través del vertido de residuos radiactivos, están llenando de radiación las vías fluviales y los océanos de este planeta.

Parte de la sanación de este problema de radiación debe incluir la sanación de la Noosfera, porque muchas personas que tienen el control de la tecnología nuclear no tienen una conciencia iluminada sobre los peligros. Uno de los grandes problemas de nuestro tiempo en la Tierra es la negación que las personas tiene sobre el medio ambiente y los peligros que lo amenazan. Es como las personas que fuman y que, sin embargo, no paran a pesar de que sus pulmones estén muriendo debido al humo de los cigarrillos. Vosotros podríais pensar que la persona será capaz de asimilarlo y decir: “Sí, debo parar”.

¿Por qué las personas de este planeta que están en el poder no integran la idea de que la radiación, la exposición elevada a la radiación y la biosfera y la vida de la biosfera no combinan bien? Debe haber un control, debe haber una supervisión definida de esta radiación, porque incluso cuando los responsables de esta tecnología nuclear dicen que la radiación está controlada y es segura, ellos siguen sin comprender. Nosotros, los Arcturianos, decimos que esta radiación, la energía nuclear y la apertura hasta el átomo, es muy compleja, que la humanidad no comprende los peligros ni tampoco las complejidades de la energía nuclear y la radiación nuclear. En realidad no es una cuestión política, sino que es una cuestión de supervivencia para todo el planeta, es una cuestión de supervivencia para todo el mundo.

Voy a pediros que penséis en la galaxia y penséis cómo es que hay tantas fuentes de radiación por todo el sistema solar, desde el Sol, desde rayos gamma, desde explosiones. Sí, es verdad que la propia galaxia es un lugar peligroso y vosotros, como planeta, estáis protegidos por la atmósfera, estáis protegidos por el campo de energía magnético de la Tierra, el cual os protege de radiación dañina. Así que la radiación está por toda la galaxia, está por todo el universo.

¿Qué está permitiendo existir a la humanidad y a la biosfera de la Tierra? En parte es gracias a la protección del campo de energía magnético alrededor de la Tierra y a la protección de la atmósfera, pero parte de la solución también reside en la apertura de la humanidad, en la conciencia superior de la humanidad, en que la humanidad comprenda, integre y asimile que la radiación y la biosfera juntas pueden ser extremadamente peligrosas, que no vale la pena el riesgo y que no importa lo que digan sobre seguridad y lo seguro que es.

Nosotros lo sabemos, hemos visitado otros planetas y también hemos trabajado para desarrollar fuentes de energía. Sabemos que los seres superiores de toda la galaxia nunca utilizarían radiación, nunca utilizarían energía nuclear. Los efectos perjudiciales van más allá de lo que os puedo explicar, porque la radiación también afecta el campo de energía etérico de la Tierra y afecta la Noosfera de la Tierra.

Hoy, en este ejercicio de Biorelatividad, queremos focalizarnos en nuevas purificaciones del océano y nuevas purificaciones del área alrededor de Fukushima, pero recordad que esta radiación no está solo en Fukushima, porque hay ejemplos por todo el planeta. Sabemos que hay gobiernos que han vertido materiales altamente radiactivos en el océano, sabemos que hay submarinos nucleares que se han abandonado, así que hay muchos residuos por todos los océanos y parte de la recuperación de la biosfera tiene que ver con la tecnología de purificación, la tecnología de filtración, pero vosotros sabéis, al igual que yo lo sé, que es mucho más difícil después del incidente, después del vertido de la radiación.

Ahora vamos a observar el problema principal, la fuente principal de exposición y toxicidad de radiación de este planeta que, ahora mismo, es Fukushima. Yo, Juliano, con vuestro poder y energía arcan, coloco un escudo dorado de luz alrededor de la central nuclear de Fukushima Daiichi, en Japón. Este es un campo de energía cuántico dorado de Luz Omega alrededor de la central nuclear de Fukushima Daiichi, tiene más de 3 kilómetros de diámetro y ahora se coloca como una cúpula gigante de luz cuántica etérica de quinta dimensión alrededor de esta central nuclear. Ahora ayudadme a visualizar esta cúpula de luz dorada, de luz cuántica de sanación, alrededor de la central. Entraremos en meditación.

OOOOO (Tonos)

Ahora visualizad conmigo una cúpula etérica dorada de Luz Omega alrededor de la central nuclear de Fukushima Daiichi, alrededor de toda el área, filtrando, sellando las fugas, ahora, porque se requiere Luz Omega para sellar. Veo un cierre de la fuga, veo un agujero en el centro de la planta, donde hubo la fusión y ahora veo un cierre del agujero. Con nuestras herramientas etéricas de luz, enviamos técnicos especializados de la quinta dimensión para sellar ese agujero. De nuevo entraremos en meditación.  

(Silencio)

Siento vuestro poder arcan, siento vuestra luz, siento vuestra energía. Y ahora quiero colocar una cúpula dorada en la Noosfera de la Tierra, el campo de energía etérico de pensamientos, emociones e ideas. Colocad conmigo un segundo duplicado de la cúpula dorada en la Noosfera de la Tierra como una energía de despertar, como una energía de protección, como una energía de conciencia expandida que despertará a la humanidad a las prácticas peligrosas de la tecnología, el armamento y las centrales nucleares.

Que los que están en el poder vean que la muerte de los peces y de la vida en el océano Pacífico que ahora está sucediendo se debe a las fugas de radiación, al igual que una persona que fuma finalmente se da cuenta de que, si quiere vivir, tiene que parar de fumar. Que este pensamiento entre en la Noosfera ahora: “Si la humanidad quiere que sobreviva el océano, debe parar de poner radiación en las aguas”. Que este despertar, que esta percepción, ahora llegue, desde la Noosfera, a la conciencia de todos los líderes, empresarios y científicos; que ahora esto entre en su conciencia.

OOOOO (Tonos)

Ahora, con mi tecnología de quinta dimensión, coloco una bola dorada, una bola dorada etérica de luz y la hago descender dentro del océano, justo junto a la central de Fukushima. Esta bola dorada etérica absorbe y elimina radiación de las aguas, tiene más de 1,5 kilómetros de diámetro. Ahora, a la velocidad del pensamiento, esta bola dorada llena de Luz Omega de más de 1,5 kilómetros de diámetro viaja por todo el océano filtrando el agua y absorbiendo la radiación, ahora.



OOOOO (Tonos)

Mientras estamos hablando, meditando y visualizando, esta bola ha viajado a la velocidad del pensamiento por todo el océano Pacífico, arriba y debajo de las costas de Norteamérica, Sudamérica y las costas de Australia y ha reunido y absorbido una gran cantidad de radiación. Ahora yo, Juliano, cojo esta bola y la elevo por encima del océano y la lanzo profundamente al espacio, fuera de la Tierra, sobrepasando la Luna, cerca del Sol y entonces la bola descarga toda esta radiación, ahora.

OOOOO (Tonos)

Cojo la bola, que tiene un diámetro de 1,5 kilómetros, y la traigo de vuelta a la Tierra. Coloco de nuevo la bola junto a la central nuclear de Fukushima y absorbe y filtra toda el agua. Entonces, a la velocidad del pensamiento, que esta bola vaya por todo el océano Pacífico.

TATATATATA (Tonos)



Por toda la costa de Alaska, la costa noroeste de los Estados Unidos, California, a lo largo de toda la costa mexicana, a lo largo de toda la costa de Centroamérica, Sudamérica, Australia, también de partes de Nueva Zelanda, de Papúa Nueva Guinea. Ahora esta bola está viajando por todo el océano absorbiendo, puede absorber una enorme cantidad de radiación a la velocidad del pensamiento. Cojo esta bola y la elevo llevándola fuera de la Tierra, sobrepasando la Luna, cerca del Sol y descargándola de nuevo, liberando la radiación.

Hoy vamos a hacer esto una vez más. La bola vuelve. Colocamos la bola en la central nuclear de Fukushima, justo en el punto de mayor descarga de radiación. La bola absorbe toda la radiación y después, a la velocidad del pensamiento, la bola viaja por todo el océano Pacífico, arriba y abajo de las costas, ahora, absorbiendo todas las fugas de radiación.

OOOOO (Tonos)


Ahora los Arcturianos elevan la bola, la llevan sobrepasando la Luna y la descargan cerca del Sol sin causar daños.

Sí, esta es la última vez que haremos esto, este ha sido un ejercicio excelente de Biorelatividad para purificar, limpiar y filtrar la radiación. Ahora tenemos esta bola etérica en el océano, que vosotros y vuestro equipo de Biorelatividad podéis activar y también esta bola dorada de luz etérica que está colocada en la Noosfera de la Tierra para servir como una llamada al despertar, para servir como una estimulación para los que despiertan y para actuar para salvaguardar la vida oceánica de descargas dañinas de radiación.

Es maravillo que todos estéis abiertos a ser Sanadores Planetarios. Tenemos científicos planetarios, tenemos astrónomos planetarios, tenemos biólogos planetarios y vosotros sois los que estáis buscando el equilibrio espiritual, los que establecéis conexiones para la supervivencia de la biosfera de la Tierra. Cuanto más sepan los medios de comunicación, las personas alrededor del mundo, que hay un grupo de Sanadores Planetarios, mayor efecto positivo tendrá vuestro trabajo, porque pronto todo el mundo va a reconocer esta necesidad, esta tecnología, de Biorelatividad y ejercicios de Sanación Planetaria.

Lo mejor que podáis y siempre que sea posible, haced estos ejercicios para los océanos. Recordad que cuando la bola viaja alrededor, está viajando a la velocidad del pensamiento. Soy consciente de lo grande que es el océano Pacífico, pero a la velocidad del pensamiento, que es más rápida que la velocidad de la luz, la bola puede viajar grandes distancias en un milisegundo, en un nanosegundo. Y esta bola de 1,5 kilómetros de diámetro tiene la capacidad de absorber enormes cantidades de radiación y descargarla. Bendiciones para todos. Soy Juliano. Buenos días.


 
David K. Miller

   




No hay comentarios:

Publicar un comentario