jueves, 27 de octubre de 2016

Eventos destacados del mes de octubre

Publicado por David Arbizu

EL AUMENTO DE DIÓXIDO DE CARBONO EN LA ATMÓSFERA. SUPERANDO EL PUNTO DE NO RETORNO
Hace unos mil millones de años, la atmósfera de la Tierra llegó a tener una composición similar a la actual y esto sucedió, en gran parte, gracias a la actividad fotosintética de seres vivos introduciendo oxígeno y ozono, una actividad que se calcula que empezó hace unos dos mil millones de años. Hasta que llegó la Revolución Industrial, se puede decir que existía un correcto equilibrio en la composición de la atmósfera, pero a partir de entonces la contaminación fruto de la actividad humana ha generado un desequilibrio y una degradación, debido al aumento de los niveles de gases de efecto invernadero, que actualmente ya ha llegado a un límite extremadamente peligroso para la salud de todos los seres vivos, de todos los ecosistemas y, consecuentemente, de la propia biosfera. 


Aunque otros gases, como el metano y el óxido de nitrógeno, también están llegando en exceso a la atmósfera, el dióxido de carbono es el gas que tiene un mayor impacto negativo debido a su efecto invernadero, ya que su influencia sobre el calentamiento total es mayor que la de todos los otros gases combinados y tiene una larga vida atmosférica. Antes de la Revolución Industrial, lo que se conoce como “Ciclo del Carbono” seguía los patrones naturales que sostienen el equilibrio necesario. Este ciclo se basa, principalmente, en la fotosíntesis, directamente relacionada con la actividad solar, frente a la respiración de los seres vivos; en la capacidad de los océanos, que actúan como un refrigerador y retienen dióxido de carbono; en la actividad de organismos y microbios submarinos y también subterráneos, que convierten y también retienen el carbono, en la capacidad del permafrost y otras áreas del subsuelo y también de lagos, pantanos y humedales para retener el carbono liberado por la descomposición de animales y plantas muertos.

Desde el comienzo de la era de la industrialización, la combustión de combustibles fósiles, la deforestación, la quema de biomasa, la producción de cemento y otros materiales artificiales junto con gran parte de la actividad industrial y todos los cambios y modificaciones realizadas sobre la geografía de la superficie terrestre, tanto a nivel de suelo como de vías fluviales y costas, ha provocado un aumento aproximado de la concentración atmosférica de dióxido de carbono del 43%. Toda esta actividad humana ha estado alterando imparablemente el Ciclo del Carbono hasta llegar a un punto que algunos científicos califican como de “no retorno”, ya que todo el engranaje del ciclo natural ha sido desestabilizado e incluso algunos componentes de ese ciclo cuya función era retener, ahora están pasando a una función de liberar. 


Los científicos han advertido durante años sobre la gravedad del incremento del dióxido de carbono en la atmósfera y el peligro que supondría superar las 400 ppm (partes por millón).
Desde 1958 se empezaron a medir las concentraciones de dióxido de carbono desde dos instalaciones, una situada en Mauna Loa (Hawái) y otra en el Polo Sur, aunque en esta última se tuvo que abandonar la actividad debido a recortes económicos. En mayo de 2013, en el observatorio de Mauna Loa ya se llegó a una medición de 400 ppm, aunque fue algo considerado esporádico que se repitió en abril de 2015 con una medición de 404 ppm. 
Otras organizaciones también hacen mediciones y actualmente los niveles de dióxido de carbono se miden en más de cien instalaciones de todo el mundo. Como vemos en el gráfico que aparece a continuación, en el año 2015 ya se superaron las 400 ppm, aunque no se consideró que fuera a nivel global debido a que las mediciones pueden variar dependiendo del lugar donde se realizan. 


Una de estas organizaciones, la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration), publicó el 23 de mayo de este año, 2016, que en mediciones realizadas en el observatorio del Polo Sur se habían alcanzado las 400 ppm. El hecho de que se supere esa marca en los remotos confines de la Antártida, el lugar posiblemente más alejado de todas las áreas y focos de mayor contaminación, significa que la medición ya es de carácter global. Además, ya se ha constatado que aunque la mayor acumulación de dióxido de carbono se da en el hemisferio norte por ser el hemisferio más poblado, como puede observarse en el mapa que aparece a continuación, cualquier emisión hecha sea donde sea del planeta, va a suponer que pequeñas fracciones de esa emisión lleguen a todos los lugares de la Tierra por remotos que sean. 


Las últimas mediciones del observatorio de Mauna Loa han marcado niveles de 405 y 408 ppm incluso durante el pasado mes de septiembre, que generalmente es uno de los meses en que el dióxido de carbono se encuentra en su nivel más bajo debido a que la inhalación colectiva que realizan plantas y árboles tiene mayor potencia desde la primavera hasta después del verano; después, a medida que avanza el otoño, las plantas pierden sus hojas, las cuales se descomponen liberando a la atmósfera el dióxido de carbono almacenado. 
Un dato preocupante relacionado con la actividad del mundo vegetal es que se considera que los árboles y las plantas alcanzaron lo que se llama “pico de carbono” hace 10 años, se podría decir que perdieron su apetito, sus ganas de absorberlo, algo que algunos científicos vinculan al estrés asociado con el calentamiento global y, consecuentemente, con la sequía, el calor y los incendios. Algunos científicos incluso aseguran que llegará un momento en el que las plantas y los árboles dejarán de absorber dióxido de carbono y gran parte de la biosfera pasará solo a liberarlo y emitirlo.

Según los científicos, 2016 es el año que simboliza oficialmente la superación de la marca de 400 ppm, un nivel de dióxido de carbono que ya no veremos descender por debajo de ese número. Incluso si el mundo dejara de emitir dióxido de carbono de forma instantánea, lo que ya se ha puesto en la atmósfera va a persistir durante muchas décadas. 


Desde la Revolución Industrial, la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera ha calentado el mundo alrededor de 1,8°C y parece ser que esta cifra también va a seguir aumentando. De momento, ya se puede asegurar que 2016 va a ser el año más cálido registrado, lo cual sigue empeorando la situación ya que el aumento de la temperatura global también causa un aumento de las concentraciones de dióxido de carbono. Muchos científicos consideran que 450 ppm es el límite de seguridad para evitar los peores efectos del calentamiento global.

Como ya sabemos y estamos comprobando a nivel planetario, los efectos del calentamiento global son muy peligrosos y están desencadenando grandes desequilibrios con olas de calor extremas, sequías, aumento del deshielo de los polos, de los glaciares y del permafrost, aumento del nivel del mar con inundaciones costeras y desaparición de algunas islas, aumento de los incendios forestales y extinción de muchas especies de animales mientras otras emigran en busca de hábitats más saludables generando invasiones y desequilibrios en la cadena alimentaria. También afectan a los grandes sistemas reguladores del clima, como son el cinturón transportador oceánico y la circulación atmosférica, no solo con patrones de calor sino también creando tormentas más potentes, olas de frío polar que cada vez afectan zonas más amplias, provocando lluvias torrenciales donde la extrema sequedad del suelo impide la absorción del agua. Y así podría seguir enumerando muchas situaciones que muestran el desequilibrio de la biosfera y demuestran que la Tierra es un ser vivo, único, donde todo está conectado; un planeta que necesita respirar y que estamos asfixiando.

Los científicos advierten que hay que buscar soluciones urgentes, que cualquier cantidad de dióxido de carbono emitida debería ser compensada aumentando la superficie de bosques y cuidando todo lo que se considere una estructura natural de absorción y retención de carbono. Se deberían lograr “emisiones negativas” mediante la eliminación del dióxido de carbono acumulado en la atmósfera. Esto implicaría una transición rápida hacia una economía de energía limpia, el uso de prácticas forestales y agrícolas que incrementen la capacidad de absorción del suelo y de los árboles y abandonar definitivamente extracciones de productos del subsuelo, entre muchas otras cosas. Algo que también se propone es la extracción y almacenamiento del dióxido de carbono de la atmósfera, pero de momento no hay interés en ello ya que es una actividad que, a priori, parece que no daría beneficios económicos y, por lo tanto, no se ha invertido en la tecnología necesaria ni se han comprobado las posibilidades a escala planetaria.

Fuentes:


lunes, 17 de octubre de 2016

EL TRIÁNGULO SAGRADO Y LA UNIFICACIÓN


Publicado por Magda Ferrer



EL TRIÁNGULO SAGRADO Y LA UNIFICACIÓN


Canalizado por David Miller  el 16 de octubre del 2016 – Todos los derechos reservados

Traducido por David Arbizu


Saludos, soy el Jefe Águila Blanca. Estamos en un tiempo donde el planeta necesita la sabiduría de los nativos; estamos en un tiempo que se puede considerar una crisis de la Tierra y durante esta crisis es importante comunicar directamente con el espíritu de la Tierra y con el espíritu de la galaxia.

Estáis viviendo en un equilibrio entre las energías de este planeta y las energías del centro galáctico. Como sabéis, el centro galáctico tiene un intermediario o kachina, esta kachina se llama la Kachina Galáctica y es como un mentor de dimensión superior, es como un guía espiritual de dimensión superior.
Os preguntaréis cómo es que necesitáis un guía espiritual para comunicaros con el centro galáctico. Simplemente, porque la energía del centro galáctico es muy elevada, es una energía de vibración extremadamente elevada, es una energía que es la fuente de todos los profetas que han venido a la Tierra, es la fuente de energía de toda luz superior que llega a todos los planetas de la galaxia. Podéis decir que el Sol Central es como la madre de todas las formas de vida superior de esta galaxia.

Ahora, en este momento de la Tierra, es necesaria una sabiduría superior, un conocimiento superior, una información superior y guías y maestros superiores; es necesaria para todos, para aprender, para recibir la información y luz superior, porque veis que la luz de dimensión superior que llega desde el Sol Galáctico contiene programas, información e ideas sobre cómo negociar y fijar algunas de estas cuestiones con la Tierra.

Sí, ahora la Madre Tierra está luchando; sí, hay muchas personas como vosotros que están trabajando muy duro y tienen sus corazones muy abiertos a la Madre Tierra. Es cierto que en algunos momentos os podéis sentir impotentes, es cierto que a veces no parece que la situación del planeta se vaya a solucionar de un modo favorable. Estoy seguro de que cada uno de vosotros puede tener momentos de desesperación cuando meditáis y hacéis vuestro trabajo de Sanación Planetaria, pero no desesperéis, porque los guías y maestros superiores están trabajando para conectar con vosotros, la Kachina Galáctica es una intermediaria y tiene mensajes poderosos pero también tiene una fuerza poderosa, tiene formas poderosas de activación de esta Tierra.

HEY YA HO
(Cantos)

Quiero deciros que la Tierra tiene grandes poderes de flexibilidad y resiliencia, la Tierra puede reequilibrarse, la Tierra sabe cómo reequilibrarse. La Tierra está en esta galaxia desde hace más de 4,5 mil millones de años y vosotros, en cuanto a especie humana, estáis en la Tierra desde hace quizás 1 millón de años o 200.000 años y, como seres avanzados, como especie avanzada, solo sería durante los últimos 6 o 7.000 años como máximo.
Así que la Tierra tiene una gran sabiduría y la Tierra, amigos míos, ha pasado por otras cinco extinciones donde la vida se ha extinguido solo para volver de nuevo más tarde, solo para volver de una forma más fuerte, pero esta vez es diferente.
¿Qué es diferente esta vez? Esta vez hay muchos seres en el planeta, como vosotros, que estáis buscando formas de comunicarse con la Tierra, de preguntar a la Tierra qué necesita y estáis buscando indicaciones de la Kachina Galáctica, estáis buscando indicaciones del Sol Central, indicaciones sobre cuál es el mejor camino en este momento. Y nosotros lo hemos dicho continuadamente, el camino es la unificación, el camino es enseñar la unificación del Triángulo Sagrado, el camino es proteger y equilibrar la Tierra y parte de este equilibrio llegará cuando vosotros, como grupo espiritual, trabajéis juntos con los nativos que estén abiertos y que estén buscando unirse en una hermandad con todos los buscadores espirituales, con todas las semillas estelares. Y en esta unión recibiréis conocimiento ancestral, sabiduría ancestral, ceremonias ancestrales.

Nosotros sabemos del gran poder de la ceremonia, sabemos que hay muchas ceremonias sagradas que se han perdido o se han ocultado; estoy hablando de ceremonias de los nativos sobre cómo hablarle a la Tierra. Pero también estamos en un tiempo donde están llegando nuevas ceremonias desde la fuente galáctica, ceremonias que incluso muchos nativos no conocen, aunque todavía hay historias y recuerdos de estas ceremonias de los Mayas; de los Aztecas, de los Mesoamericanos y hay grandes pueblos nativos en los Andes de Sudamérica; hay grandes pueblos nativos en la Selva Amazónica; hay pueblos nativos en las áreas aborígenes de Australia. Por lo tanto, no solo son los “nativos de Norteamérica o de los Estados Unidos”, sino que estamos recorriendo un camino para unificar a todos los pueblos nativos.
Solo como ejemplo, conocemos el grave problema que hay con el oleoducto en los estados de Dakota y cómo las corporaciones están intentando bloquear el trabajo sagrado y las ceremonias sagradas y utilizan sus poderes para pasar por encima de lo que es una tierra sagrada; ahora hay muchos nativos trabajando muy duro y con mucho coraje para frenar la intrusión en tierra sagrada.
Este es un ejemplo que se debe mostrar a todos, que es el momento de unir a los pueblos nativos, es el tiempo de trabajar juntos con las semillas estelares, como vosotros y proteger y mantener las tierras sagradas, proteger y mantener las visiones.

Ahora muchas personas están recibiendo visiones, incluso mientras estamos hablando, sobre cómo ser más poderosas y sobre cómo utilizar nuevas ceremonias. Quiero que consideréis que hay ceremonias que están conectadas con el Sol Central, sabemos que los nativos de Mesoamérica iban a la parte superior de sus pirámides y conectaban con el área conocida como el Sol Central, como el Centro Galáctico y recibían visiones e información poderosa.
Todos vosotros sois capaces de esto y os pido a todos que trabajéis juntos, incluso si no sois nativos podéis participar porque compartís la hermandad.

Nosotros queremos saber qué estáis recibiendo en vuestras visiones, qué estáis recibiendo en vuestros sueños, qué os llega cuando entráis en un estado profético, porque veis que todos estamos trabajando juntos y todos somos iguales, todos somos hermanos y hermanas, todos estamos relacionados. Vosotras, las semillas estelares, tenéis que ayudar a activarnos y nosotros, como nativos, debemos ayudaros y enseñaros algunas de nuestras ceremonias secretas y tenemos que practicar estas ceremonias a nivel global, no solo a nivel individual. Por ejemplo, uno de los secretos para trabajar sobre el problema del oleoducto es hacer que sea un problema global, es hacer que sea una ceremonia global, es conectar globalmente con todas las personas. Y veréis que hay muchos problemas por todo el planeta que necesitan volverse globales, que necesitan que haya una meditación global.

Os sorprenderá mucho el poder de vuestras meditaciones especialmente cuando conectéis con la Kachina Galáctica, cuando hagáis meditaciones globales para sanar partes de la Tierra, cuando intentéis proteger tierras sagradas, cuando utilicéis Ruedas de Medicina globales. Nosotros esperamos que muy pronto llegará el tiempo donde trabajaremos juntos, con vosotros, en y con las Ruedas de Medicina globales. Cuando esta ceremonia y esta meditación se unifican, traen la visión de la Kachina Galáctica para empoderaros, para empoderar vuestra ceremonia y para crear una fuerza espiritual que viene del Sol Central.    

HEY YA HO
(Cantos)

Algunos tenéis grandes conexiones con vuestra herencia nativa, os he oído hablar de haber sido nativos en vidas pasadas o tener un porcentaje en esta vida. Tenemos que llegar a todas las personas que están deseando ser hermanos y hermanas con todos vosotros y tenemos que intentar unir a todas las tribus nativas, todas las naciones nativas, de este planeta. Sí, esta es una tarea monumental, pero este problema que encara la Tierra es monumental.
Los meridianos de la Tierra deben ser desbloqueados; las tierras sagradas, el bosque sagrado, las montañas sagradas, las vías fluviales sagradas, deben ser protegidas y vosotros estáis en el camino correcto, estáis en la visión correcta.

Ahora sostened conmigo el tiempo donde la Tierra, como planeta, está lleno de sacralidad; ahora sostened esta visión conmigo, que las ceremonias de muchas personas de este planeta están conectando con las energías sagradas de la Kachina Galáctica.

Sí, puede que tengáis que enseñar a muchos otros sobre este trabajo, este trabajo planetario. Sí, puede que tengáis que buscar vuestro propio poder personal, vuestras propias visiones, profundamente dentro de vosotros mismos, pero esta es vuestra misión, este es vuestro trabajo y es un trabajo muy importante que realizar.

Ahora sostened la imagen de la Kachina Galáctica y juntos vamos a descargar esta imagen en el aura espiritual de la Tierra llamada la Noosfera. Vosotros y yo, juntos, sostenemos esta imagen de la Kachina Galáctica sobre el Polo Norte del planeta Tierra. Ahora vamos a estar en silencio mientras, juntos, sostenemos esta visión.  

(Silencio)

Estamos unificados en nuestra visión de la Kachina Galáctica y a la cuenta de tres vamos a verla descargándose directamente, a través del Polo Norte, hasta el centro de la Tierra, en el aura espiritual, en la Noosfera de la Tierra: Uno, dos, tres, ahora.
La imagen de la Kachina Galáctica entra dentro de la Tierra y nosotros estamos intensificando nuestra conexión y la conexión de la Tierra con este campo de energía espiritual superior conocido como el Sol Central.

Ahora comprometeos a trabajar juntos en este proyecto. Nosotros estamos trabajando con el Grupo de Cuarenta y ellos están comprometidos con las enseñanzas del Triángulo Sagrado, comprometidos con las enseñanzas de unidad de la hermandad.

Todas mis palabras son sagradas. Todos somos hermanos y hermanas. Soy el Jefe Águila Blanca. ¡Ho!


David Miller